Alimentación sana

Guía para principiantes de la alimentación limpia

Aclaramos la confusión sobre lo que significa realmente comer limpio.

By: Rebecca Jacobs

Con tanta información contradictoria sobre lo que debemos y no debemos comer, las cosas pueden ser bastante confusas cuando se habla de alimentación limpia. Mientras que una semana parece que la dieta ceto está de moda, a la siguiente se nos dice que debemos comer más alimentos de origen vegetal.

Entonces, ¿qué pasa? ¿Qué significa realmente “comer limpio”? Estamos aquí para aclarar la confusión y volver a los fundamentos de la alimentación sana.

He aquí una guía rápida para principiantes sobre la alimentación limpia de la que todos podríamos beneficiarnos.

Las 5 cosas más importantes a tener en cuenta para mantener tus hábitos alimenticios limpios

Dejando a un lado las dietas, vamos a ir a lo básico. La alimentación limpia consiste en decir no a la basura procesada y añadir muchos alimentos integrales. Los alimentos integrales son cosas como frutas frescas, verduras y legumbres.

Piénsalo así. Cuando se come limpio, se quiere comer más alimentos que no tienen etiqueta. Cuando se empiezan a añadir alimentos procesados y envasados con una lista interminable de ingredientes es cuando nos encontramos con problemas. Queremos más de esos alimentos antiinflamatorios enteros y densos en nutrientes y menos de las opciones refinadas y que promueven la inflamación.

Así pues, he aquí cinco consejos muy sencillos y directos para ayudar a aclarar lo que significa realmente la alimentación limpia.

#1 No importa la dieta que sigas, abandona la basura

No importa si eres ceto, paleo, vegano o algo intermedio. La única “regla” aquí es omitir la basura. Omita el mayor número posible de alimentos de una caja y manténgase alejado de cualquier alimento que contenga ingredientes como el jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS), el glutamato monosódico y las grasas trans.

#2 Añadir más fibra

La fibra es la bomba para promover la saciedad y alimentar las bacterias saludables del intestino. Lo ideal es añadir más fibra a la dieta en forma de verduras de hoja oscura, verduras crucíferas (brócoli, coliflor, coles de Bruselas) y legumbres. La fibra ayuda a mantener la regularidad intestinal (porque, los hábitos de caca saludables importan), y también puede apoyar la estabilidad del azúcar en la sangre al ayudar a frenar la liberación de los azúcares que se encuentran en los carbohidratos. Así que, ponte la fibra, chica. Tu cuerpo te lo agradecerá después.

#3 Añadir más color

Todos podríamos beneficiarnos de una dieta colorida, y eso es cierto independientemente de la dieta que sigas. Añadir más color a su dieta mediante la incorporación de muchas frutas y verduras de colores le ayudará a satisfacer las demandas nutricionales de su cuerpo. Las frutas y verduras contienen toneladas de antioxidantes que ayudan a mantener la inflamación a raya.

#4 Di no al azúcar

No vamos a ser la policía del azúcar aquí, pero tratar de encontrar pequeñas formas de reducir su consumo de azúcar es una parte importante de la alimentación limpia. Incluso si eso significa reducir a la mitad la cantidad de azúcar que pones en tu taza de café matutina, ¡es un gran paso! También puedes probar a cambiar el azúcar refinado por opciones más naturales como la miel cruda o el jarabe de arce puro. Sólo asegúrese de mantener estos edulcorantes naturales con moderación también.

#5 Mantener el azúcar en sangre estable

Otra parte importante de la alimentación limpia es mantener los niveles de azúcar en sangre bajo control. Esto significa evitar los alimentos con azúcar refinado y comer más opciones ricas en fibra y nutrientes. También significa comer regularmente y no saltarse las comidas. Cuanto mejor controle sus niveles de azúcar en sangre, mejor se sentirá.

No considere la alimentación limpia como una “dieta”

Cuando se habla de alimentación limpia, es importante recordar que no se trata de una dieta. Es una forma de vida. Puedes comer limpio sin importar la dieta que sigas. De lo que se trata realmente es de centrarse en alimentos de calidad y densos en nutrientes que nutran tu cuerpo.

Por lo tanto, intenta añadir estos cinco consejos para una alimentación limpia a tus prácticas alimentarias actuales, porque comer limpio siempre es una buena idea.