Cómo empezar

Lee esto si los entrenamientos matutinos no son lo tuyo

Los beneficios de ser un madrugador pueden hacer que tu entrenamiento de la mañana sea algo que esperes con ansias.

By: Nicole Teitler

¿Eres una persona madrugadora? Si no es así, no es el único, ya que pulsar el botón de repetición nos tienta a todos cuando suena el despertador. Pero la cuestión es que despertarse temprano tiene sus recompensas.

Ser madrugador tiene beneficios difíciles de superar, como el aumento de la productividad, y nos da un muy necesario “tiempo para mí”. Y eso es por el simple hecho de despertarse. Si se añade algo de actividad física, la recompensa se duplica. Programar un entrenamiento matutino crea una satisfacción adicional que ayuda al bienestar general.

Estos son algunos de los beneficios de sudar antes de abordar el resto de tus tareas.

4 razones que motivan a convertir los entrenamientos matutinos en un hábito saludable

#1 No te interrumpirán

Empecemos por el hecho más evidente: las mañanas son más tranquilas. Eso significa más tiempo para centrarse en uno mismo y menos en el mundo exterior. Y los entrenamientos matutinos pueden ser lo primero en tu lista de tareas. Antes de la distracción de las redes sociales, los mensajes de texto, los correos electrónicos o incluso la alimentación de las mascotas, hacer ejercicio a primera hora elimina muchas de las interrupciones diarias de la vida. No tienes que sacar tiempo para ello más tarde, ni esperar que esa llamada de trabajo no se sobrepase porque ya estará hecha.

#2 Comerás mejor después

Cuando nos ejercitamos, elegimos mejor los tentempiés. Los estudios han demostrado que, cuando llevamos un estilo de vida activo, nuestro cuerpo desea naturalmente ciertos tipos de alimentos para reponer las calorías perdidas y ayudar a la recuperación muscular (pista: opciones más saludables). Proteínas, carbohidratos, frutas. Es porque tu cuerpo está enviando señales a tu cerebro sobre los nutrientes específicos que necesita.

Esto significa que un entrenamiento matutino puede marcar la pauta del hambre para el resto del día. ¿Has notado alguna vez el hambre que tienes inmediatamente después de hacer ejercicio? Es casi imposible de ignorar, ni debería hacerlo. Fíjate en los alimentos que te apetecen y en cómo te sientes lleno más rápido y durante más tiempo.

#3 Tendrás más energía

Si quieres dejar de consumir cafeína, los entrenamientos matutinos podrían ser tu solución. La investigación ha demostrado que por cada hora que dormimos después de las 7:30 de la mañana, hay una caída en la actividad física. Hacer ejercicio por la mañana puede aportarle la energía necesaria durante todo el día y proporcionarle un sueño más profundo para cuando se apaguen las luces.

#4 Estarás de mejor humor

¿Quieres mejorar tu estado de ánimo al instante? Esos entrenamientos matutinos podrían ayudarte a afrontar los problemas con mayor facilidad. Los beneficios posteriores al ejercicio empiezan a notarse a los cinco minutos de terminar la sesión. Nos sentimos más fuertes y confiados, un efecto secundario natural de las endorfinas que se liberan.

Así, cuando te bombardeen con tareas o te encuentres con alguien que tenga un mal día, estarás más dispuesto a afrontarlo con una actitud positiva. Seguro que tendrás esta misma sensación independientemente del momento en que elijas hacer ejercicio, pero ¿no sería estupendo sentirse bien durante todo el día, no sólo antes de acostarse?

Algunos consejos para que los ejercicios matutinos sean más fáciles y divertidos

To get started, set your alarm 10 – 15 minutes earlier each day until you hit your desired wake-up time. It’ll help you adjust and make the change seem less dramatic.

Have your workout clothes ready the night before. You’ll spend less time focusing on what to wear in the morning.

Prepare your workout ahead of time. You can use the FitOn app to set reminders and schedule your workouts.

Come up with a reward. You just crushed your morning workout, now it’s time to celebrate that small success! Enjoy that almond milk matcha, or take 5 minutes of downtime to relax with your pet or a book.

Prepare a delicious breakfast the night before, or even right before your workout, this way, you have something to look forward to when it’s done (and not have to worry about cooking).

Remind yourself how beautiful sunrise is, or how quiet morning can be. Those moments are worth the extra effort. 

Pero, si no puedes hacer un entrenamiento por la mañana, no te preocupes

Si no puedes hacer ejercicio por la mañana, no te estreses. Algunas personas funcionan mejor a última hora del día, y eso está muy bien. La conclusión es que hay que hacer que el ejercicio forme parte de la agenda diaria o semanal. Cada uno tiene su propio ritmo, así que, al final, se trata de lo que más le convenga.