Cardio

10 trucos de motivación por los que juran los profesionales del fitness para los entrenamientos más duros

Lee esto para aplastar cada maldito entrenamiento.

By: Chelsea Frank

Aunque sabemos que el fitness y el ejercicio son cruciales para la salud y el bienestar general, el hecho es que no siempre estamos súper motivados. Entre el estrés del trabajo, las obligaciones familiares y las horas de sueño que nunca son suficientes, a veces nos topamos con un muro en nuestros entrenamientos y simplemente no tenemos ganas de presentarnos a tope. Sobre todo cuando el entrenamiento es muy duro, de esos en los que jadeas como un perro y te agarras a la pared rezando para no desmayarte. Sí, hemos pasado por eso.

Pero, puedes superar un entrenamiento duro con los trucos adecuados y la mentalidad correcta.

Aquí tienes diez trucos de motivación que seguro que te ayudarán a superar los entrenamientos más locos.

10 trucos de motivación para hacer frente a esa sesión de sudoración

#1. Poner la música adecuada

Beyoncé hace que todas las sentadillas sean posibles. Los estudios demuestran que escuchar música de ritmo rápido puede aumentar la velocidad, la resistencia y la distancia recorrida sin cansarse tan rápido. Cuando hayas elaborado una lista de reproducción con música de alta energía, tu entrenamiento pasará volando y se sentirá como una fiesta de baile en lugar de una horrible sesión de sudor.

Consejo profesional: ¿No sabe por dónde empezar? FitOn PRO ofrece una función de música premium para ayudar a encender la motivación del entrenamiento.

#2 Asegúrese de abastecerse adecuadamente de combustible

¿Se tomaría un viaje serio por carretera antes de asegurarse de que su coche tiene el combustible adecuado? No. Aplique la misma lógica a su cuerpo.

Si quieres aumentar tu potencia y motivación durante un entrenamiento duro, asegúrate de abastecerte previamente con algunos carbohidratos saludables como:

  • Copos de avena con bayas
  • Batata en cubos con una pizca de canela
  • Manzana o plátano en rodajas con mantequilla de frutos secos
  • Un pastel de arroz con mantequilla de almendras
  • Una taza de yogur griego natural con bayas
  • Batido hecho con leche de almendras sin azúcar, bayas y un puñado de espinacas

La hidratación también es clave. De hecho, la Clínica Mayo sugiere beber entre 2 y 3 vasos de agua hasta tres horas antes de un entrenamiento para asegurar que los músculos se mantengan con energía. (¡Lo siento, el rosado no cuenta!)

#3 Alíate con tu amigo más bestia del fitness

Forma pareja con alguien que te obligue a rendir cuentas. Pide a un amigo o compañero de trabajo que se una a ti para que ambos podáis animaros mutuamente a seguir adelante y continuar con ello. Evitarán que te descuides cuando empieces a desfallecer, e incluso podrían enseñarte algunos ejercicios nuevos. Para que sea más divertido, ¡intenta una Fiesta FitOn!

Mejor aún, ¿por qué no hacer ejercicio con tu pareja? Es una forma divertida de coquetear y competir, pero también podría ayudar a fortalecer su relación y acercarlos a ambos. ¡Gana, gana!

#4 Visualiza tu éxito

Hay una razón por la que todos los grandes atletas hablan de este truco mental. El acto de la visualización -es decir, pensar e imaginar cada paso de tu entrenamiento, hasta la sensación de éxito al final- puede ayudarte a tener un mayor control sobre tus pensamientos cuando te enfrentes a partes difíciles de tu entrenamiento.

Antes de empezar, tómate unos momentos para imaginar realmente cada paso del camino, y observa cómo vuelas a través de esos 40 burpees con facilidad.

#5 Cambiar de tema

El aburrimiento es el enemigo de la motivación, por lo que cambiar las cosas es algo imprescindible en la lista de trucos de motivación. Evita la fatiga y el letargo cambiando constantemente tu entrenamiento y tu rutina.

En lugar de correr los mismos ocho kilómetros en la misma zona escuchando el mismo podcast, prueba un duro entrenamiento HIIT que desafiará a tu cuerpo de formas nuevas y emocionantes.

O, si haces el mismo entrenamiento HIIT duro todos los días, intenta alternar entre los días de la parte superior del cuerpo y la parte inferior.

Además, alternar tu régimen de fitness permitirá que se asomen nuevos músculos, ¡lo cual es muy divertido!

#6 Break It Down

Si lo que te afecta es la duración, intenta dividir tu entrenamiento en partes más pequeñas. Por ejemplo, en lugar de pensar: “ugh, tengo que hacer esta clase de cardio de una hora entera, y lo único que quiero hacer es beber vino y ver 90 Day Fiance“, piensa: “Sólo voy a hacer estas próximas diez repeticiones”.

Una vez terminadas esas repeticiones, continúe con la siguiente serie pequeña de ejercicios, y luego otra vez, hasta que termine su entrenamiento. También podría aplicar esto a un bloque más, o a una canción más. El tiempo pasará volando.

#7 Elige un mantra de fitness

Los mantras de fitness son frases o refranes que puedes repetir para centrarte y recuperar el rumbo. Cada vez que tengas ganas de rendirte, vuelve a tu mantra elegido.

Encuentra uno que sea significativo y personal para ti, como “esfuérzate por progresar, no por perfeccionar”, “hago esto porque me quiero a mí mismo” o “me voy a sentir como un millón de dólares cuando esto termine”.

#8 Haga visibles sus objetivos

Si eres una persona visual, quizá te convenga escribir tus objetivos en una pizarra grande y consultarla cada vez que tengas ganas de rendirte. De hecho, un estudio realizado con 149 participantes demostró que los que escriben sus objetivos “lograron significativamente más que los que no escribieron sus objetivos.”

Estos objetivos pueden incluir cosas como: “Quiero perder cinco kilos” o “Quiero ser capaz de hacer 100 flexiones”.

Escríbelas en letras mayúsculas y léelas en voz alta cada vez que estés totalmente agotado. Te agradecerás a ti mismo por usar esto como uno de tus trucos de motivación para seguir con fuerza, pero también por traer más vibraciones positivas a tu entrenamiento (¡gana!).

#9 Distraerse

Si utilizas una bicicleta estática, una cinta de correr o una escalera, aprovecha todo lo que te ofrece la tecnología para distraerte. Concéntrate en la letra de la canción que está sonando, o cuenta las repeticiones en voz alta.

Si estás corriendo fuera, piérdete en un podcast interesante o divertidísimo. La cuestión es que si no estás de humor para hacer ejercicio hoy, combínalo con algo que sí te apetezca hacer, que es desconectar con el increíble nuevo álbum de Dua Lipa.

#10 Recompensarse a sí mismo

Algunos de nosotros respondemos muy bien a las golosinas, los dulces y los regalos para superar las situaciones difíciles o los entrenamientos. ¿De qué sirve todo este trabajo duro si no consigues jugar?

Escoge unos cuantos caprichos que sólo puedas utilizar para regatear, como derrochar en un nuevo par de zapatos o disfrutar de un lujoso baño de burbujas. Sólo asegúrate de decírselo a un amigo, para que tengas a alguien que te haga responsable.

¡Lo tienes!

Recuerda: todo consiste en presentarse y hacerlo lo mejor posible. No vas a buscar la perfección, y ahora que tienes toda la motivación que necesitas, ¡ve a entrenar! Desde los entrenamientos de los famosos hasta los golpes rápidos, los circuitos, las clases sin equipamiento e incluso las de bajo impacto, hay algo para todos: ¡ve a buscar lo que te funciona!