Fitness

5 ajustes de la forma de la sentadilla que necesitas para conseguir la sentadilla perfecta

La forma lo es todo. Necesitamos una forma adecuada para ver realmente los resultados de fitness que buscamos. Y, probablemente,…

By: Rebecca Jacobs

La forma lo es todo. Necesitamos una forma adecuada para ver realmente los resultados de fitness que buscamos. Y, probablemente, la mayoría de nosotros estamos en cuclillas sin saberlo. Pero, no te preocupes, porque te tenemos cubierto con estos cinco ajustes de forma, que necesitas para clavar esa sentadilla cada maldita vez. ¿Y por qué es tan importante la forma? Conseguir esa forma perfecta de sentadilla puede ser ese simple ajuste que necesitas para finalmente construir ese botín y tonificar esas piernas como nunca antes.

¿Quieres entrar? Te contamos todos los detalles sobre cómo perfeccionar tu forma de sentadillas para conseguir un mayor aumento de los glúteos.


5 ajustes de forma para una forma perfecta de sentadilla

#1 Pecho arriba:

Pecho arriba, botón de oro. Cuando te pongas en cuclillas y vuelvas a subir, no olvides mantener el pecho levantado y los hombros hacia atrás. Piensa en mantener la postura alta, y mantén esos abdominales apretados. Este sencillo ajuste puede ayudarte a sentir un poco más la sensación de quemazón en las sentadillas.

#2 Mantenga esos abdominales apretados:

No sólo queremos mantener esos abdominales apretados para ayudar a involucrarlos, sino que apretar tu núcleo también puede mantener tu columna vertebral neutral. Quieres un núcleo apretado y fuerte para proteger tu espalda mientras haces esas sentadillas. Lo último que quieres es que al día siguiente te duela la espalda por hacer sentadillas al máximo.

#3 Alcanza ese trasero de vuelta:

Cuando te pongas en cuclillas, piensa en alinear tus caderas para que puedas alcanzar ese trasero hacia atrás como si fueras a sentarte en una silla. Este sencillo ajuste puede ayudarte a conseguir la forma de sentadilla perfecta, ayudándote a bajar más en la sentadilla y a centrarte realmente en los glúteos y las piernas. Sugerencia: ¡no te olvides de involucrar el núcleo!

#4 Cuidado con las rodillas:

Cuando te pones en cuclillas, debes asegurarte de que tus rodillas están bien alineadas. No debes pasar demasiado de los dedos de los pies, o corres el riesgo de no aprovechar al máximo todos los grupos musculares de la parte inferior del cuerpo. Mantén las rodillas alineadas con los tobillos y trata de evitar que se muevan hacia dentro. Un pequeño cambio en la forma de alinear las rodillas durante las sentadillas puede marcar una gran diferencia en su forma de sentadilla para tonificar realmente ese trasero.

#5 No te olvides de respirar:

Aunque la respiración parece tan sencilla, muchos de nosotros contenemos la respiración, especialmente cuando nuestros entrenamientos empiezan a ser desafiantes. Cuando empieces a sentir el ardor, recuérdate a ti mismo que debes respirar. Respirar en cada sentadilla puede ayudarte a maximizar tu forma al respirar dentro de ese ardor en lugar de resistirlo.

Maximiza tus sentadillas

Quieres maximizar tus sentadillas para conseguir la forma perfecta y así poder dirigirte realmente a varios grupos musculares, no sólo a los glúteos. Con la forma correcta, puedes ayudar a tonificar tus abdominales, glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y pantorrillas. Trabaja para perfeccionar tu forma de sentadilla con estos sencillos ajustes para ayudar a maximizar tus entrenamientos de la parte inferior del cuerpo y obtener el máximo de cada sentadilla que hagas.