Alimentación sana

7 mitos de la alimentación sana que hay que dejar de suscribir

Y por qué es importante encontrar lo que mejor funciona para ti.

By: Lexy Parsons

Entre las redes sociales, las modas, los productos de bienestar avalados por los famosos y las últimas investigaciones, es difícil saber qué es real y qué no lo es cuando se trata de una alimentación saludable. Para ser sinceros, la gran cantidad de información que existe puede resultar muy confusa. Piensa en toda la información contradictoria que hemos escuchado durante años: los carbohidratos provocan un aumento de peso, las grasas son malas, picar entre horas no es saludable. Con tanta información contradictoria, es difícil diferenciar los mitos de la alimentación saludable de la realidad.

Si se siente perdido, no está solo. A continuación, desmontamos algunos de los mitos más comunes sobre la alimentación saludable y explicamos por qué todo se reduce a encontrar el enfoque que mejor funcione para usted.

Los principales mitos de la alimentación sana desmentidos

Mito #1 Las dietas restrictivas son la única manera de perder peso

La exaltación de una mentalidad restrictiva puede ser perjudicial tanto mental como físicamente; sin embargo, el método de las calorías dentro de las calorías fuera sigue siendo uno de los principales mitos de la alimentación saludable que muchos creen. Puede que estés suscribiendo este mito de la alimentación saludable sin darte cuenta. El marketing es astuto y las dietas restrictivas para adelgazar se pueden disfrazar fácilmente de trucos para la salud.

Aunque las calorías son una parte importante del protocolo de pérdida de peso, las dietas restrictivas no son la solución. Obsesionarse con las calorías y eliminar ciertos grupos de alimentos tiende a petardeo y puede llevar a hábitos y comportamientos alimentarios poco saludables, como los atracones. Incluso si al principio pierdes peso con una dieta restrictiva,
investigación
muestran que es más probable que recuperes el peso, ¡y más!

Un estilo de vida equilibrado que incluya una alimentación sana, ejercicio, gestión del estrés y una buena higiene del sueño es un enfoque más saludable y sostenible para la pérdida de peso. Sí, perder peso puede incluir TODOS los macronutrientes (¡carbohidratos y grasas saludables también!) sin contar cada caloría o macro.

RELACIONADO:
Honrar su cuerpo a través de la nutrición, no de la restricción

Mito nº 2 Los carbohidratos provocan un aumento de peso

Con el aumento de la ceto, la paleo y el ayuno intermitente, los carbohidratos han recibido una mala reputación. Aunque este es uno de los mitos más antiguos sobre la alimentación saludable, desgraciadamente, sigue vigente hoy en día.

No todos los carbohidratos son iguales, e incluir carbohidratos saludables en tu dieta no te hará ganar peso. Esto también es válido para la fruta. Las frutas coloridas y ricas en antioxidantes son algunos de los alimentos más saludables. Además, otras fuentes de carbohidratos como
tubérculos
legumbres y cereales integrales pueden proporcionar una gran cantidad de vitaminas y minerales e incluso pueden ayudar a desarrollar la masa muscular
cuando se consumen después del entrenamiento.
.

Cuando se consumen como parte de una dieta equilibrada, los carbohidratos saludables pueden contribuir a la pérdida de peso y ser una rica fuente de nutrientes. Pero hay que tener cuidado con el exceso de azúcar y los carbohidratos procesados, que pueden frenar los esfuerzos de pérdida de peso.

RELACIONADO: Estos son los tipos de carbohidratos más saludables según un experto

Mito #3 Las grasas son malas

Algunos temen los alimentos con alto contenido de grasa, mientras que otros (como los que siguen la dieta ceto) no parecen tener suficiente. Entonces, ¿qué hay de cierto en estos mitos de la alimentación saludable? Pues bien, en FitOn somos partidarios del equilibrio. En lugar de seguir la última dieta de moda o de obsesionarte con los macros de tu comida, intenta desconectar del ruido y sintonizar con tu cuerpo. Si te sientes mejor con una dieta más rica en grasas, ¡sigue así! Lo principal es dejar de juzgar y, en su lugar, tratar de notar lo que te hace sentir mejor. Y las grasas pueden ser una parte muy saludable de ese equilibrio.

Las grasas saludables (como las insaturadas, por ejemplo los aguacates, las semillas y los frutos secos) son una parte esencial de una dieta sana. Para empezar, las vitaminas liposolubles dependen de la grasa para la absorción de los nutrientes. Además, se ha demostrado que las grasas saludables mejoran
colesterol
,
benefician la salud del corazón
e incluso favorece la
la pérdida de peso
.

Las grasas saludables, como las monoinsaturadas y las poliinsaturadas, son una parte esencial de una dieta sana. Pero ten en cuenta que las grasas contienen 9 calorías por gramo. Cuando se trata de perder peso, la moderación es la clave.

RELACIONADO:
Las grasas más saludables que puedes comer a diario

Mito #4 Comer entre horas no es saludable

Hay muchos mitos sobre la alimentación saludable, con muchas afirmaciones negativas en torno a los aperitivos. No nos malinterpretes: picar comida basura y picar sin sentido puede conducir a un aumento de peso y a comportamientos alimentarios poco saludables, pero no todos los tentempiés son malos.

Investigación ha demostrado que los tentempiés ricos en proteínas y fibra pueden aumentar la saciedad y reducir la hormona del hambre, la grelina, lo que ayuda a evitar que se coma en exceso e incluso a reducir el total de calorías diarias consumidas. Otros
estudios
sugieren que estos aperitivos pueden incluso ayudar a perder peso.

Además, tener una dieta saludable rica en proteínas Se ha demostrado que un tentempié a lo largo del día estabiliza los niveles de azúcar en sangre. Algunos deliciosos tentempiés ricos en proteínas incluyen un batido de proteínas hecho con un proteína limpia en polvo, un huevo duro con algunas almendras y fruta, o una taza de yogur griego sin azúcar con bayas.

Mito #5 No se debe picar antes de dormir

Hablando de tentempiés, uno de los mayores mitos de la alimentación saludable es la idea de que comer a deshoras conduce al aumento de peso. En contra de la creencia popular, no se acumulan kilos cuando el reloj marca las seis de la tarde, siempre que se tomen decisiones saludables, por supuesto.

Aunque se considera que comer hasta tarde está prohibido para la cintura,
la investigación
sugiere lo contrario. Los pequeños tentempiés ricos en proteínas, como una porción de pudín de chía casero o un
deliciosa bola energética rica en proteínas
parecen no tener impacto en el aumento de peso cuando se consumen antes de acostarse e incluso pueden beneficiar la síntesis de proteínas, estabilizar
azúcar en la sangre, y mejorar el sueño.

Datos: Tomar un tentempié a última hora de la noche puede ser beneficioso cuando se buscan opciones saludables. Si tienes un caso de antojos de medianoche,
estos son los tentempiés nocturnos más sanos para comer
que no dañarán tu cintura.

Mito #6 Comer sano significa que tienes que renunciar a tus comidas favoritas

La alimentación sana consiste en encontrar hábitos de vida saludables que sean sostenibles y agradables. En lugar de prohibir tus comidas favoritas, intenta cambiar los ingredientes no tan saludables por algunas alternativas más sanas.

Hecho: Dprivarse de sus alimentos favoritos no es sostenible. Y, con tantos alimentos saludables en el mercado, ¡no hay necesidad de renunciar a ellos! En su lugar, busque alternativas saludables o cambios sencillos.

Pruebe estos cambios saludables en los alimentos más comunes. Fideos de calabacín en lugar de pasta, pizza de coliflor en lugar de pizza normal (además, ¡prueba el queso sin lácteos!) Kombucha o seltzer en lugar de refresco,
crema agradable de plátano
en lugar de helado, garbanzos asados en lugar de patatas fritas.

Mito nº 7 Las últimas tendencias dietéticas son adecuadas para todo el mundo

Hemos dejado lo mejor para el final: ¡no existe una dieta universal que funcione para todo el mundo! Puede ser fácil dejarse influenciar por el mundo exterior, especialmente con la prevalencia de las redes sociales y el marketing. Pero, por favor, tenedlo en cuenta. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Cada persona tiene una genética, unos problemas de salud, unos objetivos y unas necesidades nutricionales diferentes.

No hay un enfoque único para todos

Con tanta información sanitaria contradictoria, tienes que ser tu propio defensor a la hora de encontrar un plan que te funcione. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Lo importante es recordar que no hay un enfoque único para todos.

Siga su propio plan de bienestar basado en sus objetivos y necesidades individuales. Este enfoque es mucho más saludable y sostenible a largo plazo.