Bienestar

Una guía de 7 días para crear hábitos saludables que se mantengan

Utilice esta guía para planificar el éxito de este año.

By: Dominique Michelle Astorino

A principios de año, algunos de nosotros tendemos a morder más de lo que podemos masticar por pura emoción. Nos entusiasmamos tanto con la idea de empezar un estilo de vida más saludable que intentamos introducir todos estos nuevos hábitos saludables al mismo tiempo, y aunque el apilamiento de hábitos es algo bueno, asumir demasiados (y posteriormente estrellarse y quemarse) puede hacerte sentir miserable.

Así que vamos a desglosarlo y a planificar el éxito, ¿de acuerdo? Vamos a adoptar un enfoque sencillo, segmentado y secuencial que permitirá realizar pequeños cambios que se irán sumando con el tiempo (y que resultarán más manejables) para que puedas confiar en tus capacidades, sentirte realizado y empezar a cosechar los beneficios de estas tareas tan buenas para ti.

RELACIONADOS:
20 objetivos de año nuevo que realmente merecen la pena

Una guía de una semana para conseguir que esos nuevos hábitos saludables se mantengan

El Plan

Vamos a añadir un pequeño hábito cada vez, centrándonos en lo básico, como beber agua o dormir lo suficiente, para sentar las bases de un estilo de vida saludable. Prácticamente cualquier objetivo de salud que se te ocurra (ya sea correr una maratón, perder dos kilos o reducir el estrés) es posible con estos hábitos. Puede parecer sencillo, pero eso es lo bueno: que es simple. Pero recuerde: ¡simple no significa fácil! Por eso nos encargamos de este plan.

Empieza por el primer día, tomando nota de cuál es tu estado actual. Registra lo que comes, si haces algún ejercicio o te mueves, cómo te sientes y cualquier otro hábito que quieras registrar. Continúa así toda la semana.

El segundo día, añadirás un nuevo pequeño hábito, y continuarás con él durante los próximos días. Lo mismo para el tercer día, y así sucesivamente. Todo ello sin quitarle nada a su estilo de vida actual: sólo está añadiendo buenos hábitos. Al final de la semana, empezarás a planificar cómo avanzar con lo que has empezado. ¡Vamos a hacerlo!

Primer día: tome nota

Este es un día de observación, de evaluación de la situación. Lleve un registro de alimentos (este es posiblemente el más importante), registre el movimiento, la ingesta de agua, los pasos, el estado de ánimo, la hora de levantarse y acostarse, etc. – continuar con esto durante la semana. Podrá mirar hacia atrás, reflexionar y decidir qué áreas de su rutina de bienestar pueden necesitar un ajuste. También es una buena manera de rendir cuentas.

Segundo día: Aumenta tu H2O

¡Hidratación, hidratación, hidratación! Sin hacer ningún cambio en su dieta (¡pero sin dejar de registrarla!), empiece a añadir más agua. Lo decimos mucho, pero la mayoría de nosotros somos deshidratado crónicamente. Aumentar la cantidad de agua te ayudará a mejorar el rendimiento general, los niveles de energía, la digestión, el estado de ánimo y mucho más, así que empieza a beber. Añade uno o dos vasos más (o más, si te sientes ambicioso) a tu día, y continúa durante los siguientes seis días (y más).

Día 3: Añade un verde a cada comida

De nuevo, añadiendo algo saludable pero sin quitar nada. Puede tratarse de verduras o de otra hortaliza de color vivo. Considera la posibilidad de tomar un batido de espinacas o una tortilla, un sándwich vegetal a la hora de comer o un plato con los colores del arco iris a la hora de cenar (incluso puedes echar espinacas y col rizada a la pasta, es realmente delicioso). Intenta añadir algún producto a en
al menos
una comida al día, más si se siente ambicioso, y continúe así hasta el séptimo día.

RELACIONADO Los 2021 mejores planes de alimentación según una RD

Cuarto día: Salir a caminar

Salga a tomar aire fresco -preferiblemente a primera hora de la mañana o al mediodía- y camine entre 15 y 30 minutos. Hacer que la sangre fluya con un poco más de vitamina D puede hacer maravillas en muchos aspectos de tu salud y realmente redondea el resto de tus hábitos con un poco de movimiento saludable y de bajo impacto. No sólo ayudará a tu cuerpo, sino que también puede despejar tu cabeza.

Día 5: Coger más Zzzs

Más sueño, mejores hábitos. Mejores hábitos, mejor sueño. Es un… ¿qué es lo contrario de vicioso? – ciclo que apreciará cada vez más con el paso del tiempo. Reduzca la hora de acostarse entre 30 y 60 minutos (puede empezar poco a poco y aumentar). El tiempo en la cama no equivale al tiempo de sueño, por lo que darse más tiempo, en general, puede ayudar a mejorar la duración y la calidad del sueño.

Y, como tal vez ya sepa, el sueño es la base absoluta de todo lo relacionado con la salud y la recuperación. En este punto, estarás bebiendo tu agua, comiendo tus verduras, caminando, escribiendo un diario… y ahora recuperando y consolidando tus hábitos mientras duermes.

¿Quieres darle un empujón a tu rutina nocturna? Regístrate gratis y prueba una meditación FitOn antes de acostarte:

Sexto día: Zen matutino

Ahora que has descansado, te has hidratado, te has alimentado y has hecho un seguimiento de los hábitos, es el momento de añadir algo de mindfulness. Comienza tu día antes de hacer cualquier otra cosa con unos minutos de meditación. Prueba a apilar los hábitos -como meditar antes de lavarse los dientes o servirse el café- para asegurarte de que se mantienen. Esta es una práctica diaria que amplificará los resultados de todos tus otros buenos hábitos.

Para centrarte antes de que empiece el día, prueba una de estas mentes matinales
meditaciones FitOn:

Día 7: Planifique su semana

¡Tienes grandes hábitos que están listos para rodar! Ahora que has plantado las semillas de estos comportamientos saludables, es el momento de mantenerlos y de que crezcan más fuertes y sanos. Aprovecha unos minutos antes de acostarte (tu nueva y mejorada hora de acostarte más temprano) para planificar tus próximos siete días.

¿Cómo quieres sentirte? ¿Qué buenos hábitos te ayudarán a sentirte así? También es el momento de repasar tus siete días de seguimiento: ¿cómo lo has hecho? ¿Qué haría que la próxima semana fuera aún mejor? ¿Cuáles son los aspectos más destacados de probar estos nuevos hábitos? Haz un inventario y utiliza esta información para impulsarte. También puede utilizar este tiempo para planificar sus entrenamientos (intente añadir algunos
yoga
o
HIIT
la próxima semana) y añádelo a tu calendario y establece recordatorios de entrenamiento directamente en tu aplicación FitOn.

Sigue adelante

Como se aludió en el séptimo día, el objetivo es conseguir que estos hábitos se mantengan más allá de una semana. Intenta mantenerlos poco a poco, o elige uno en el que realmente te concentres durante una semana más o menos antes de añadir otro.

Una vez más, esto puede parecer “demasiado fácil” o como si fueran pasos de bebé para los principiantes, pero pruébalo durante una semana o así, y luego vuelve a consultarnos. La mayoría de la gente
no están
(incluso los profesionales – los profesionales del bienestar descuidan estas áreas de su salud TODO el tiempo), así que tómate un tiempo para comprobarte a ti mismo y construir esa base.