Baño y cuerpo

Guía para principiantes sobre los aceites esenciales y los 10 aceites imprescindibles para su kit de inicio

¿No sabe por dónde empezar con los aceites esenciales? Te tenemos cubierto.

By: Ashley Brewer

Si has pensado en probar los aceites esenciales pero no tienes ni idea de por dónde empezar, lo entendemos perfectamente. Con tantas marcas, aromas y beneficios, ¿cómo se puede saber qué aceites sirven para qué?

Los aceites esenciales están prácticamente en todas partes estos días: medios sociales, revistas relacionadas con la salud y modas virales. Pero si quiere probarlos por sí mismo, no se limite a comprar el primer aceite esencial que haya visto en su feed. Lo mejor es saber un par de cosas sobre lo que son y cómo introducirlas en tu día a día.

¿Qué son exactamente los aceites esenciales?

Básicamente, los aceites esenciales son compuestos que se han extraído de una planta. Estos aceites, obtenidos mediante destilación o prensado en frío, contienen el increíble aroma y sabor de la planta. También se conoce como la “esencia” de una planta o flor. Una vez extraídas esas sustancias químicas, se mezclan con un aceite “portador” y se venden como aceites esenciales. Si alguna vez ves aceites esenciales que han sido obtenidos mediante un proceso químico, guarda tu dinero, no son reales.

Cada uno de los aceites esenciales aporta increíbles beneficios a nuestra salud mental, física y emocional. Pueden mejorar nuestro estado de ánimo e incluso tienen cualidades medicinales. Los aceites también pueden mezclarse entre sí para obtener beneficios combinados. Los aceites esenciales también son increíbles cuando se trata de rituales de limpieza y belleza.

¿Cómo se utilizan?

Hay tres formas de utilizar los aceites esenciales: respirándolos, poniéndolos sobre la piel o comiéndolos o ingiriéndolos. El método más fácil y común es la inhalación. Es tan fácil como acercarse el frasco de aceite esencial a la nariz para olerlo o utilizar un difusor.

Los aceites esenciales también pueden aplicarse sobre la piel. Sin embargo, tenga cuidado: nunca debe aplicar aceites sin diluir en su piel. Siempre hay que diluirlos con agua, aceite de coco o loción.

Si utiliza aceites esenciales en su cocina o los ingiere de alguna manera, querrá asegurarse de que la marca que utiliza es totalmente natural. Puede leer más en profundidad sobre la ingesta de aceites esenciales aquí. Hay muchos factores que debes tener en cuenta si vas a consumir aceites esenciales por vía oral (potencia, calidad, etc.).

Ahora que ya sabe lo básico, por dónde empezar

Con tantas opciones de tipos de aceites esenciales, ¿cómo saber cuáles utilizar? Hemos investigado un poco para ti y hemos encontrado 10 aceites que serían perfectos para tu “kit de inicio”. Los usarás todo el tiempo.

#1 Aceite de árbol de té – El árbol de té es increíble cuando se trata de la limpieza – perfecto para usar como un astringente o un limpiador. Añádelo a los jabones corporales, a los sprays de limpieza y a los difusores para obtener un aroma fresco, especiado y herbal.

#2 Aceite de lavanda – La lavanda tiene el más increíble y limpio aroma floral. El aroma de esta preciosa flor ayuda a la relajación: frótala en tus pies con una loción antes de acostarte y dormirás como un bebé.

#3 Aceite de menta – Esta popular hierba huele brillante, fresca y súper vigorizante. Aumente su estado de ánimo dando a oler este aceite o aplíquelo de forma tópica para refrescar su piel. También es un excelente producto para frotar el cuero cabelludo: basta con mezclarlo con un poco de aceite de coco o acondicionador y darse un masaje en el cuero cabelludo.

#4 Aceite de limón – ¿No le da alegría el olor del limón? Además de su olor, el aceite esencial de limón es beneficioso para el cabello y la piel. Mézclelo con agua y añádalo a su rutina nocturna de limpieza facial o añada un poco a su acondicionador.

#5 Aceite de incienso – El incienso tiene un maravilloso aroma a tierra y se ha utilizado durante siglos. Se utiliza a menudo en las prácticas de meditación o de oración por sus efectos de “enraizamiento”. Por vía tópica, se sabe que ayuda a suavizar las arrugas cuando se añade a la crema de noche.

#6 Aceite de naranja – Este es otro aceite de cítricos que desprende felicidad cuando lo hueles. Es dulce, brillante y un aceite esencial perfecto para inhalar al comienzo del día. También es maravilloso si se combina con aceites de pomelo o canela.

#7 Aceite de canela: cálido, picante y muy reconfortante. El aceite de canela es una delicia. Puede ayudar a la circulación de la sangre, aumentar la conciencia y refrescar el aliento. Difunde este aceite para obtener un efecto calmante sin perder el estado de alerta.

#8 Aceite de romero – Aumenta tu estado mental y mejora tu concentración con el magnífico aroma del aceite de romero. Levante y dé energía a un espacio aburrido difundiendo este aceite en la habitación. También es un aceite estupendo para los sprays de nebulización de las habitaciones.

#9 Aceite de eucalipto – Con un ligero olor medicinal mezclado con el aroma calmante del bosque, el eucalipto ayuda a despejar las vías nasales y a curar pequeñas irritaciones de la piel. Despeja tu nariz congestionada respirando vapor caliente. Sólo hay que añadir unas gotas al agua humeante y disfrutar del aroma.

#10 Aceite de ladrillos – Los ladrillos son en realidad una combinación de aceites que crean un magnífico y poderoso aceite. Combina los aceites de clavo, corteza de canela, limón, eucalipto, romero y radiata que son perfectos para hacer que una habitación huela cálida y acogedora. También es un aceite popular para reforzar el sistema inmunitario.

Los aceites esenciales son una forma natural, segura y económica de promover su bienestar. Sólo recuerda investigar y evitar los productos sintéticos. Busque aceites esenciales puros y de alta calidad, y obtendrá los mayores beneficios. Que lo disfrutes.